En ocaciones, la tristeza me inspira más que la alegría.

.
Tu amor compensa las millones de cosas que generan un gran vacío en mi corazón, cosas que cuando no estas aparecen para interrumpir mi felicidad. Rápidamente recuerdo tu sonrisa y vuelvo a ser feliz. Necesito para vivir, el inconfundible sabor de esos besos de una tardecita de frío, con los cuales abrigás mi alma. En mi mente solo estas vos, como mi pasado presente y futuro, YO SIENTO QUE SOS MI PRIMER AMOR. No puedo contra las ganas de verte, si no estas quiebro, me siento sola, y es que estoy sola. Y cuando estoy mal me acuerdo cuando fracasaba en el amor, porque esos recuerdos siempre están presentes en los malos momentos. ¿Necesitarás de mi, tanto como yo necesito de vos? . Te convertiste en la razón de mi existencia, y eso no va a cambiar.
Nunca me dejes ir.
Aferrate a mi como algo indispensable tal así como yo lo hice con vos.

.
.

.

Mi tesoro es muy valioso, no lo cambio por nada ni por nadie, vale más que cualquier cosa que halla tenido antes. Lo cuido más que a mi vida, ya que no se que haría si algo le pasara. Es como una cajita que dentro guarda cosas, cosas tan grandes, pero a la misma vez tan pequeñas que no se ven. Mi tesoro no tiene precio, y quizás las demás personas no ven en el lo que yo, pero para mi lo es todo. En algunas ocasiones es una caja de sorpresas, de la cual no sabes que puede llegar a salir; en otras una herramienta imprescindible para cumplir mis sueños. Esta frágil cajita simplemente tiene siempre lo que necesito, el poder y la magia para hacerme feliz.
Esté o no cerca mío, siempre se encuentra dentro de mi, en un lugar muy especial donde se instalan recuerdos y sentimientos para luego vivir con ellos hasta el final de la vida de uno.
Mi tesorito invaluable tiene ojos, boca, y hasta un nombre, se llama Pablo Nicolás Aguirre, y es mi aire, mi agua, mi oxígeno y mi sol.

.
Nico, sos mi tesorito invaluable.


.
Su presencia, mi FELICIDAD.