Le dejaste las puertas abiertas al olvido. ¿Qué puedo hacer yo? Si no fuiste capás de cerrarlas. Dejaste las llaves olvidadas sobre alguna cama donde hubo tanta pasión. ¿Habrá tiempo aún para recordar? ¿O ya lo habré superado? ¿Vas a dejar que te olvide? O mejor dicho, ¿vas a remediar lo que ocasionaste? Te supliqué que no me dejaras ir, pero lo hiciste. Lo único que puedo agregar, es que te voy a recordar todos los días de mi vida, qe ame como a nadie y serás siempre mi primer amor. Pero ya no te necesito, y es una lastima..

No hay comentarios:

Publicar un comentario