Su cuerpo se amolda al mio con tanta facilidad, al igual que sus sus abrazos. Sus brazos rodean mi cintura con una máxima comodidad. Sus manos juegan traviesa e inocentemente y van dejando sus huellas por todo mi cuerpo. Sus labios fueron hechos para ajustarse perfectamente con los mios. Cuando siento sus caricias deslizarse dulcemente por mi pelo todo está bien.
Fuimos hechos para estar juntos, de eso no hay duda.

2 comentarios:

  1. Qué bonito :$!
    Si quieres visita http://unavistadelmundo.blogspot.com/ (;

    ResponderEliminar