Si pudiera darle un consejo al chico que me quisiera enamorar le diria, "guardá lo mejor para lo último", solo con eso yo ya caí rendida a sus pies, y hasta quizas podría llenar ese gran vacio que un ladron de corazones dejó hace un tiempo. Le diria que aparente indiferencia hacia mi, que no me llame, ni me hable, ni nada, solo que bese, que disimule su objetivo, que me trate mal. Siguiendo estas condiciones al pie de la letra, ya estamos a mitad de camino.

Solo falta que cuando yo ya haya caido en el juego, empezar a entregar todo lo que no se dió al principio; la dulzura, las miradas de amor, el constante pensamiento en mi, los mensajes, y todo lo que se le podría aver ocurrido antes para poder atraerme.
Todo esto surge, a traves de mi forma de pensar en que empiezan dando todo lo que tienen y luego ya esta, ya estas enamorada, ya caiste como una pelotuda, ahora jodete y sufrí o son tan tiernos, tan buenos y es todo tan perfecto que te aburris, te sofocás y no queres saber más nada. En cambio cuando ves que las cosa viene más dificil, gusta más, y muchisimo más aun cuando al final te entrega todo su amor
Estoy loca, ¿Y qué?



Sos mi vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario